El rap sin voz: el reto de rapear en lengua de señas mexicana

El lenguaje de señas permite comunicarse a las personas sordas o con alguna discapacidad auditiva. Pero no solo eso: también es posible escuchar música tan compleja como el rap con el movimiento de las manos. Rapear en lenguaje de señas es un fenómeno que se ha hecho popular en internet. Un video de Holly Maniatty, la intérprete de lengua de señas que trabaja con Eminem acumula 4,1 millones de reproducciones en Facebook desde el 16 de enero.

Aunque es un espectáculo hipnótico, en México no existen ejemplos tan célebres de rap en lenguaje de señas. Para fomentar que las personas con discapacidad auditiva o sordera se acerquen a este estilo, se realizará un taller de rap intercultural el próximo 23 de febrero en el complejo cultural Los Pinos. “Queremos promover la conexión entre el rap como identidad como una forma de expresión”, dice a Verne Sergio Ferrer, conocido como MC Sonido Antisistema.

Estará acompañado por Antonio Zacruz, un intérprete de lengua de señas mexicana que se define a sí mismo como un creador escénico inclusivo. El también artista teatral leva once años en los escenarios usando la lengua de señas mexicana, principalmente en obras de teatro. “Es un trabajo complejo, porque las metáforas y el juego de palabras no es propio de la lengua de señas, pero vamos a hacer varios ejercicios para lograrlo”, dice el artista a Verne.

 

Aunque hay varias piezas de rap en lenguaje de señas español, hay muy pocos en lengua de señas mexicana, que fue declarada como oficial en el país en la Ley General de Inclusión para las Personas con Discapacidad en 2003. “Se trata de señas que muchas veces son muy literales”, explica Zacruz. “pero el arte va más allá de una lengua, sino que en conjunto podremos hacerlo de diferentes maneras”, comenta.

En México, las personas con sordera son segregadas y discriminadas. De acuerdo con el INEGI, más de 5 millones de personas viven con alguna discapacidad y de ellas, casi 700.000 padecen de algún grado de discapacidad auditiva. “Pocas personas con esta discapacidad se acercan a la música, aunque hay quien gusta de sentir las vibraciones”, dice Zacruz. “Yo creo que es positivo que volteen a ver al rap como un nuevo tipo de poesía y con nuevas metáforas para expresarse”, dice.

Para el MC Antisistema, se trata de trabajar nuevas formas de expresión para todos, ya sea que tengan o no algún grado de sordera. “desde lluvia de ideas, vocalización, trabalenguas. quien quiera expresarse es libre de hacerlo”, comenta.

Este taller de rap en lengua de señas mexicana forma parte de la jornada Rumbos para la inclusión que se llevará a cabo el 22 y 23 de febrero en Los Pinos, anterior casa presidencial de México. Además de este taller, habrá un ballet de personas con discapacidad motriz, un tianguis y exposiciones de pintura, entre otras actividades. El calendario de actividades está disponible en la página del recinto en este enlace.

 

 

¡Compártelo!